SALA DE PRENSA

Ribera saca a audiencia pública la ley de la UE para controlar al sector del biogás

El Gobierno ha dado el paso previo para la trasposición de la nueva directiva de renovables de Bruselas que avala a la Comisión Europea a certificar las instalaciones nacionales de biomasa y gases de origen verde.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha dado el primer paso para poner coto a la industria del biogás. El departamento que dirige Teresa Ribera ha sacado a audiencia pública la nueva directiva comunitaria que, entre otras cosas, obligará a certificar las instalaciones de producción de gases de origen verde localizadas en nuestro país, bajo la atenta mirada de la Comisión Europea (CE). El plazo para presentar alegaciones a este ajuste normativo se abrirá este mismo jueves y se cerrará el próximo 14 de octubre.

Se trata de un paso previo para la trasposición de este giro normativo, que se enmarca en la nueva directiva de renovables (REF II, por su acrónimo en inglés), con el que se empezarán a imponer una serie de requisitos obligatorios de sostenibilidad que deberán cumplir todos los productores de combustibles de biomasa, sólidos y gaseosos, en el conjunto del territorio comunitario. Se trata de las conocidas como garantías de origen, una medida que desde hace tiempo ha venido solicitando el sector gasista.

Uno de los efectos más esperados de esta norma responde al impacto en el desarrollo del hidrógeno verde, uno de los focos en los que España espera canalizar buena parte de los fondos Next Generation y un importante aliciente para la inversión extranjera en la industria energética nacional. El impulso del sector del biogás es materia pendiente en nuestro país, pues la industria nacional ha experimentado un desarrollo mucho más modesto en este campo que el que han mostrado otros vecinos europeos.

En el momento en que entre en vigor esta directiva, la Comisión Europea someterá a examen las 146 instalaciones de biogás que existen en nuestro país, 129 de ellas ya estuvieron operativas el pasado ejercicio. La capacidad de producción de todas ellas asciende a 2,74 TWh. La radiografía de esta industria muestra que 46 de estas instalaciones están vinculadas a vertederos, mientras que 34 se relacionan con plantas de depuración de aguas residuales y otras 13 están asociadas al sector agropecuario. El resto se encuentran vinculadas a la industria papelera, alimentaria y química.

La certificación de la industria del biogás forma parte de la batería de propuestas que ha acelerado la Comisión para armonizar las políticas de todos los Estados miembros en materia de clima, energía, uso del suelo, fiscalidad… con el objetivo de recortar las emisiones netas de gases de efecto invernadero hasta alcanzar la neutralidad climática en 2050. En la Unión Europea, excluyendo a España, existen alrededor de 19.000 plantas de biogás de las que más de 7oo inyectan biometano a la red gaseoductos. En nuestro país solo una instalación localizada en Madrid es capaz de suministrar este combustible a las ‘autopistas’ de la red gasista.

Fuente: La Información